La comprensión del proceso histórico en el estudio de la Historia Militar

Las Termópilas de Rancagua
27/02/2020
La historia militar y del Ejército de Chile más allá de la guerra
17/06/2020

LA COMPRENSIÓN DEL PROCESO HISTÓRICO EN EL ESTUDIO DE LA HISTORIA MILITAR

POR

FRANCISCO SÁNCHEZ

Historiador

Por largos años se han dado diferentes intercambios de ideas entre quienes llevan a cabo el estudio científicamente elaborado de la disciplina histórica, en donde por diferentes razones el objeto de estudio ha conllevado parte importante de la problemática, así como también en relación al estudio de las fuentes y la evidencia que de una u otra forma nos permite constatar un hecho o acontecimiento.

Esto dentro del estudio de la disciplina histórica resulta importante, pero muchas veces ha llevado a que diferentes estudios, investigaciones o incluso proyectos se terminen antes de tiempo, dando como resultado vistas parciales que muchas veces no pueden ser interpretadas o que simplemente nos llevan a pequeños “callejones sin salida”, conllevando a la pérdida de esfuerzo y aportes al entendimiento histórico.

De esta manera es necesario comprender los diferentes datos y antecedentes, al igual que investigaciones en curso dentro de procesos históricos, en donde las variantes de tiempo y espacio nos permitan en efecto comprender el accionar de los hombres, implicando una comprensión multidimensional y muchas veces exigiéndonos una mayor capacidad crítica respecto a la comprensión de las fuentes y su validez, estas ya sean materiales, testimoniales, circunstanciales e intencionales, dentro de la diversidad de gamas que el estudio y la investigación nos entregue como resultado.

De esta manera podemos superar las limitaciones propias, en donde la colaboración de ciencias y disciplinas nos lleva a superar las barreras del conocimiento, es en este sentido donde la disciplina histórica necesariamente conlleva un trabajo de humildad, en el abstraerse de justificar resultados y buscar ante todo el conocimiento para ser trasmitidos a otros, ya sea en la academia o en el fin necesario y primario que es en la comunidad en general.

Es de esta manera que el comprender y desarrollar el proceso para el entendimiento de la Historia Militar, comprendiéndola como una subdisciplina dinámica, compleja y altamente interactuante con otras, resulta crucial para el entendimiento de su importancia y la puesta en valor para la sociedad, siendo el desarrollo del proceso histórico como elemento rector, parte fundamental para la elaboración de un relato que nos permita establecer una conexión con la sociedad en general, entregando pasión, de una u otra forma “contagiando” en el apasionante, y muchas veces solitario, camino de la investigación.

En diversas ocasiones el establecimiento de estudios e investigaciones, omitiendo el proceso histórico, nos conlleva a un establecimiento de la “explotación” de elementos que no necesariamente permiten comprender su propia existencia, tal como se señala proverbialmente “los árboles no dejan ver el bosque”.

Esto conlleva a una separación del espectro histórico muchas veces, deteniéndonos en detalles que en sí pueden ser importantes, (lo son al momento que el investigador se siente atraído hacia ellos), pero que nos van manteniendo dentro de una isla, separados del magnitudes mayores y que puede concluir en la no valoración de los resultados obtenidos y por ende no generando un aporte a la disciplina y la sociedad.

En el otro sentido, teniendo una autocrítica y necesidad de contrapesar, es evidente que la visión macro del proceso nos puede conllevar a la omisión o no valorar detalles importantes, las cuales pueden evidentemente cambiar las conclusiones ante el desarrollo del proceso histórico, manteniendo una distancia que puede ser compleja de subsanar, llegando a establecer vacíos y vicios, en la superficialidad del relato, el cual puede terminar en carencia de procesos elementales de la disciplina, conllevando a conclusiones erradas.

De esta manera la Historia Militar cuenta con un desafío constante, al igual que otras subdisciplinas del acontecer histórico, en donde diferentes elementos juegan un rol fundamental y crucial, para establecer un relato que permita entregar a quienes se han vistos ajenos, sin importar el motivo, a apasionarse y comprender el valor de la disciplina, la cual va más allá de cifras, fechas, números o grandes resultados, sin llevarnos al justo equilibrio que no tan solo busca lectores, sino también quienes comuniquen a través de medios audiovisuales, generando fuentes y puntos de partida para reflexiones, críticas y nuevas investigaciones en donde la humanidad de la disciplina histórica se ve manifestada en el ¿por qué?

Es por lo tanto un desafío abierto a carácter más humanista de nuestra existencia, esa que nos motiva cada día a resguardar, rescatar y vincular la Historia con el presente para darle sentido a nuestro futuro.

Un desafío abierto que se debe asumir con humildad, sencillez y sobre todo consciente de las limitaciones que nos permitirán trabajar en equipo, entregando aportes a la disciplina y sobre todo a la comunidad.

1 Comment

  1. Christian Gonzalez dice:

    Magistral columna, de una profundidad teorica realmente impresionante pero entregada en una forma sencilla.
    Felicitaciones al Sr. Sánchez.

    Christian Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *