COMBATE DE PUDETO
14/01/1826
GUERRA CON EL PERÚ.
10/10/1836

Dentro de aquellos hechos que podemos establecer como antecedentes de la batalla de Lircay, cabe mencionar, a modo de contextualización, que tras la abdicación de Bernardo O’Higgins Chile había entrado en un periodo de ensayos constitucionales (conocido comúnmente, pero equivocadamente, como el periodo de Anarquía), el cual dividió a la política chilena en los bandos pipiolo (precursores de los liberales chilenos) y pelucón (precursores de los conservadores chilenos), entrando en una coyuntura que finalizaría con la promulgación de la Constitución de 1833.

Ante dichos acontecimientos, se estima que la batalla de Lircay, ocurrida en el año 1830, fue producto del fracaso de la institucionalidad de la época, aparte de una continua presencia militar en la arena política. Sin embargo, la causa principal del conflicto tuvo lugar en el nuevo gobierno del general pipiolo Francisco Antonio Pinto, específicamente en el proceso de elección del vicepresidente de la República de parte de un Congreso dominado por los liberales. Dado que como ninguno de los candidatos reunía una mayoría de votos, de acuerdo a lo establecido por la Constitución de 1828, la cual disponía que dicha elección debía realizarla el Congreso entre “las mayorías”, se terminó eligiendo al pipiolo Joaquín Vicuña, quien había obtenido la cuarta votación. Ello generó un rechazo de la oposición pelucona que originaría la sublevación del Ejército del Sur liderado por el general Joaquín Prieto, y respaldado por la Asamblea Provincial de Concepción.

Comenzó una guerra civil que dividió al país y enfrentó a dos ejércitos cuyos miembros habían luchado juntos por su independencia. Los enfrentamientos militares ocurridos en diciembre de 1829 no tuvieron una resolución final, hasta la batalla decisiva que tuvo lugar en las orillas del río Lircay, en las cercanías de Talca, el 17 de abril de 1830, donde las fuerzas conservadoras obtuvieron una clara victoria.

Paralelamente, y dentro del plano político, se formó un nuevo Congreso obediente a los sublevados. De este modo, en abril de 1830 se estableció un Gobierno y un Congreso dominados por los pelucones, y encabezado por José Tomás de Ovalle como presidente de la República, cuya figura clave fue el ministro del Interior y de Guerra Diego Portales.

Como consecuencia de la resolución de este conflicto, dentro del plano militar se dio de baja a 126 oficiales (varios de ellos habían prestado valiosos servicios en las campañas de independencia) y fueron borrados del escalafón, por lo cual no pudieron gozar de la pensión correspondiente. Su única convicción fue haber obrado según lo que comprendían era su deber.

Asimismo, la conclusión del conflicto hizo que el general Prieto lograra alcanzar la presidencia de la República el 18 de septiembre de 1831. También se logró alcanzar el consenso político que conduciría a la promulgación de la Constitución de 1833. Por último, el ministro Portales llevó a cabo la reorganización de la Escuela Militar y de la Guardia Nacional. Esta última fue consecuencia de la reformulación de las milicias de la época colonial, lo que se realizó con el fin de neutralizar eventuales rebeliones militares contra el gobierno, para lo cual llegó a contar con 30.000 miembros, mientras el Ejercito solo contaba con 3.000 hombres. Es posible señalar que el término de la guerra civil de 1830 dio paso a la estabilidad institucional bajo el nuevo régimen político conservador, al alero de una fuerte influencia emanada de la reconocida y polémica figura del ministro Diego Portales.

Bibliografía:

• Academia de Historia Militar, “Las luchas y disputas entre compatriotas”, en Ejército de Chile: Un recorrido por su Historia, Santiago de Chile, Academia de Historia Militar de Chile, 2020, pp. 165-167.

• Collier, Simon y Sater William, “La independencia, 1808-1830”, en Historia de Chile 1808-1994, Cambridge University Press, 1998, pp. 54-55.

Rodrigo Macías Valdebenito

Licenciado en Historia UDP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *