Cartas al Director
02/03/2020
Informa el fallecimiento de doña María Anna Grundemann von Falkenberg
22/07/2020

Con motivo de un nuevo aniversario del Combate de la Concepción, ocurrido el 9 y 10 de julio de 1882 en la sierra peruana, nuestro miembro académico, don Francisco Balart Páez, ha remitido al diario El Mercurio la siguiente misiva, que apareció publicada el día de hoy, 9 de julio de 2020:

Sr. Director

La trayectoria de las naciones está tejida por sus símbolos y tradiciones. Así, una bandera no necesita hablar porque envuelve y funde en sus pliegues a la patria entera. Es el símbolo absoluto. La tradición, a su vez, lejos de ser ceniza de un fuego ya consumido por la evolución de las costumbres y el ir y venir de las modas políticas, es en verdad el rescoldo que permite vivificarlo, asegurando de este modo que en su permanente cambio permanezca siempre fiel a sí misma. En este contexto, el juramento a la bandera simboliza como ningún otro acto cívico el respeto a una tradición exigente, ¡los chilenos nunca se rinden!

Este 9 de julio será diferente, pero en las adversas circunstancias por las que atraviesa el país, hemos comprobado que el valor del símbolo y la tradición irradian más allá del compromiso estrictamente militar. Los chilenos no nos rendiremos ni a la violencia ni a la pandemia. El porvenir está en los brazos del personal sanitario, de los soldados y policías que nos protegen, de los trabajadores que producen bienes y servicios esenciales, de quienes los transportan y distribuyen, y de muchos otros más. Desde nuestro encierro, confiamos en ellos porque sabemos que están dispuestos a servir sin descanso ni medida, como los valientes de La Concepción.

Francisco Balart P.

Miembro de la Academia de Historia Militar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *