COMBATE DE LOS LOROS
14/03/1859
FALLECE D. MANUEL BLANCO ENCALADA.
05/09/1876

Fallecido el 18 de Octubre de 1866

El 25 de diciembre de 1799, nace en Concepción Manuel Bulnes Prieto, general victorioso de la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana y posterior Presidente de Chile.

Siendo fiel a la tradición familiar, Manuel Bulnes siguió el oficio de las armas, que marcará profundamente su historia personal y familiar, debido principalmente a los tormentosos tiempos en los que pasaba la naciente República de Chile. Fue durante este proceso que Manuel Bulnes debió enfrentarse a una dura decisión: luchar por su patria o seguir a su padre, Manuel Bulnes Quevedo, y enlistarse en el ejército realista. La decisión tomada por Manuel Bulnes marcó un antes y un después en su vida.

Uno de los hechos que definirán a Manuel fue su presidio en la isla Quiriquina a la cual fue enviado junto a su hermano Francisco por orden del jefe militar de Concepción, coronel José Ordoñez, al enterarse de sus ideas revolucionarias y subversivas. Es en esta isla donde Manuel demuestra sus primeros dotes de liderazgo al inspirar a la población penal a unirse a él en el intento de escapar, consiguiendo su cometido en abril de 1817.

Manuel Bulnes logra incorporarse al ejército en junio del mismo año, con el rango de Alférez Portaestandarte del Regimiento “Cazadores”, recibiendo su bautizo de fuego en el asalto de Talcahuano. En los pormenores de la batalla de Chillán en 1818, Bulnes recibe la noticia de que su padre era quien dirigía las tropas realistas. En ese momento es elegido como representante del ejercito patriota para pedir la rendición de las fuerzas realistas que defendían la ciudad. Enfrentados el padre y el hijo, quienes se encuentran cara a cara en el campo de batalla, fue durante ese diálogo que Manuel Bulnes pide a su padre la rendición de las tropas realistas y el cese de las hostilidades, con el fin de evitar muertes innecesarias. Sin embargo, Manuel Bulnes Quevedo reniega de la rendición y se despide por última vez de su hijo. Momentos después de su despedida, la batalla se inicia.

En la denominada “Guerra a Muerte” el futuro general madurará militarmente y se convertirá en el líder militar por excelencia, quien utilizará en las guerras futuras toda su inteligencia y experiencia ganada en el campo de batalla. Siguiendo las órdenes de sus superiores participó en diversas batallas y combates, siendo especialmente importantes la defensa de Yumbel y las misiones en La Florida y Coelemu, donde asestó duros golpes a las fuerzas realistas que quedaban en el sur del territorio.

La anarquía que sobrevino en Chile después de la abdicación de O´Higgins obligaron a Bulnes, Prieto y Cruz que se levantaran contra el gobierno de Santiago, en la denominada Guerra Civil de 1829-1830. Este conflicto fue preciso y rápido, debido en gran medida a la experiencia que habían ganado sus líderes en las guerras en que Chile se había visto envuelto, hecho que quedó consumado en la batalla de Lircay, enfrentamiento que puso fin a la contienda y dio término al período de los ensayos constitucionales, comenzando de ese modo el período portaliano.

La llegada al escenario internacional de Andrés de Santa Cruz y la creación de la Confederación Perú-Boliviana supuso un nuevo desafío para Chile y para Manuel Bulnes, quien había alcanzado el rango de General luego de sus triunfos en la guerra civil de 1830. El asesinato del ministro Diego Portales y las sospechas de que este acontecimiento fue orquestado por Santa Cruz, hicieron que Chile entero se movilizara contra la Confederación.

La llegada de Manuel Bulnes a la guerra significó un cambio de ritmo en las operaciones militares; las tropas chilenas se desempeñaron con gran presteza y habilidad en el combate, y aunque las fuerzas de la Confederación eran superiores en número en comparación a las que contaba Chile, eso no tuvo mayores implicancias para el desarrollo de la guerra. La última batalla de esta guerra es, quizás, la más recordada: la batalla de Yungay en torno al cerro Pan de Azúcar, una de las posiciones más fuertes de la Confederación, y que significó uno de los enfrentamientos más cruentos que tuvo que enfrentar el ejército chileno. Este bastión de la Confederación cayó luego de un ataque frontal por parte de las tropas chilenas, asegurando el triunfo total y absoluto de Chile.

El triunfo contra la Confederación significó para Manuel Bulnes un recibimiento como héroe nacional, lo que le sirvió de cara a las elecciones presidenciales de 1841, en las que resulta electo por un período de cinco años, desempeñando este cargo nacional hasta 1851, luego de ser reelegido en 1846. A lo largo de su gobierno establece las bases más sólidas de la República, siendo su característica más notable dotar al país de una infraestructura educacional que permitió engrosar el número personas cultas y preparadas que la nación necesitaba.

Dentro de sus obras más notables se encuentra la creación de la Escuela Normal de Preceptores en 1842 –institución que dotó a Chile de maestros habilitados en la docencia primaria, lo que permitió instruir a un mayor número de jóvenes—, la fundación de la Universidad de Chile  mediante una ley dictada el mismo año, además de la Academia de Pintura en 1849, y la Escuela de Artes y Oficios en forma paralela, creando así una enorme estructura educacional con la cual se intentaría satisfacer las necesidades cultural que tenía Chile.

Su labor principal fue la de ser el militar por excelencia que Chile necesitó en los momentos precisos, pero su verdadera joya de la corona fue dotar a su patria querida de los cimientos educacionales básicos que una República necesita para ser considerada como tal.

Por
Christofer Cerón Hurtado
Pasante Académico
Academia de Historia Militar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *