Destrozos en el monumento al general Baquedano

Participación de nuestra Editorial en la 8ª Primavera del Libro
04/10/2019
Las heridas al alma de Chile
21/11/2019

Con motivo de los destrozos al monumento del general Baquedano, la Academia de Historia Militar hizo llegar a los medios de comunicación social la siguiente carta, la que fue publicada en los diarios El Mercurio y La Tercera del día 5 de noviembre de 2019.

5 Comments

  1. Cristhian dice:

    Falta que hace un Almirante Luis Gomez Carreño!

  2. Patricia FERNÁNDEZ dice:

    Esto no tiene nombre , me da verguenza este tipo de ser humano que lastima que viva,en otro paises civilizados nos ven como escorias, y otros porque sacaron la foto del momento, me da mucha lastima y tengo tristeza en mi alma en lo que se convirtio mi chile querido,ideologias nefastas que incitan a esto a destruir todo lo que le ha costado a chile,perdone General baquedano por la ignorancia de este pueblo que nunca mas va evolucionar.

  3. Alberto Becerra dice:

    El monumento al General Baqueano como al soldado desconocido, representan todo lo contrario que impulsó a los vándalos a su destrucción, los primeros capaces de entregar la vida sin pedir nada a cambio, los segundos pidiendo todo sin ningún esfuerzo. Los soldados la dignidad y el honor, los vándalos el odio y el resentimiento.

  4. Emma dice:

    Muy buen aporte. Gracias por compartirlo.

  5. alejandro Ruiz dice:

    Estimados, discrepo de los primeros comentarios y el odio que generan, ese mismo odio es el que hay en los corazones de quienes derribaron estos monumentos, acompañado de ignorancia o falta de conocimiento de nuestra historia. Seguramente si como chileno supiéramos que el trabajar 8 horas diarias y que gran parte de los derechos sociales que hoy tenemos se debió a la manifestación de uniformados (ruido de sables) sería muy diferente, pero es innegable que hay una relación quebrada entre civiles y uniformados de todo tipo. Si analizamos desde la historia para no repetir hechos pasados y consagrar aquellos que nos han unido en el pasado seremos un país aún más grande, empático y fraterno. Saludos.

Responder a Patricia FERNÁNDEZ Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *