BAQUEDANO, CONTROVERSIAS SOBRE UN GENERAL INVICTO

Formulario de búsqueda

Autor: Rafael González Amaral
Editado por Academia de Historia Militar, 2017
318 páginas
ISBN 978–956–8989–08–8 (tapa rústica)
ISBN 978–956–8989–09–5 (tapa dura)

Disponible en las principales librerías del país.

La historiografía chilena ha sido mezquina con muchos de nuestros héroes. Lo anterior es especialmente notorio en el caso del general Manuel Baquedano sobre quien se había escrito solo un libro hasta la fecha: el “Baquedano” del general Jorge Carmona Yáñez, hace ya más de 70 años.

El texto recientemente presentado pretende corregir lo anterior, aunque obviamente es insuficiente para hacerle la debida justicia a este personaje ante la historia.

Además de la ingratitud, ha habido una gran disimilitud entre lo que han escrito sobre el general y su forma de conducir las batallas entre los principales historiadores chilenos como Encina, Bulnes, Machuca, Vicuña Mackenna, Téllez y el sueco Ekdahl. Y, lo que es peor aún, algunos autores como Encina lo han desacreditado con expresiones no fundamentadas.

En el “Baquedano. Controversias sobre un general invicto” el autor ha querido contrastar esas diferentes opiniones usando la metodología de describir primeramente las batallas dirigidas por Baquedano basado en los antecedentes existentes en diferentes archivos tales como planes de batalla, partes de guerra, relatos de los participantes y otros antecedentes. A continuación, se confrontó esa versión con lo aseverado por los historiadores mencionados.

Para poder describir y entender adecuadamente cada una de estas batallas, fue importante visitar los sitios donde se desarrollaron los enfrentamientos y los medios con que contaban las fuerzas en pugna, entendiendo la importante relación que hay entre esos medios y la táctica escogida. Las batallas incluidas fueron Ángeles, Tacna, Arica, Chorrillos y Miraflores. En cada caso, se estableció el panorama estratégico y la situación táctica antes de describir la batalla.

Una vez contrastadas las diferentes versiones, se cierra el relato con las reflexiones del autor, cuidando de prestar atención, entre otros aspectos, sobre la forma como se aplicaron los principios de la guerra por los contendientes.

Terminada la intervención del general Baquedano en la Guerra del Pacífico, se entrega un análisis de las circunstancias que rodearon la labor de Baquedano y cuáles eran las visiones estratégica y táctica del héroe, como también de sus actividades después de la guerra y de su intervención en la Guerra Civil de 1891.

En el texto se presentan documentos inéditos como un conjunto de cartas dirigidas a Manuel Baquedano por su padre y uno de sus hermanos, mostrando al lector cuál era su realidad familiar, apreciándose que el general debió cumplir una labor de apoyo a sus hermanos Fernando y Eleuterio, al ser el único que contaba con la confianza del padre, a pesar de no ser el hermano mayor. Otro documento interesante que se incluye es el testamento de Baquedano el que nos ilustra que era un hombre profundamente agradecido de sus amigos y con una gran devoción católica y de solidaridad con los más pobres y los enfermos, en especial por quienes lo acompañaron en la guerra.

En lo principal, el autor cree haber podido demostrar fehacientemente que las formas de encarar las batallas y tareas que el país le encomendó al general Baquedano como militar fueron hechas de manera óptima. Las críticas de algunos estudiosos en el sentido de que Baquedano solo confiaba en la valentía y el empuje del soldado chileno “atacando siempre de frente” quedan desmentidas. En efecto, Baquedano fue un conductor militar avezado, que sabía ganar las batallas usando diferentes dispositivos y maniobras, dependiendo de la ocasión y del tamaño y composición de las fuerzas enemigas.

Su participación como veterano de cinco guerras, desde Portada de Guías hasta Miraflores, en las que nunca conoció la derrota es una demostración patente de sus virtudes militares.

Se expone también, en varias partes del libro, los aportes y también las trabas que significaron las intervenciones indebidas de algunos civiles en esta guerra, en particular del presidente Pinto y de los ministros Sotomayor, Vergara y Santa María.

Lo anterior no obsta para que se hayan señalado algunos errores cometidos tanto en las acciones militares como cuando al general le correspondió ejercer el mando de la nación durante tres días al término de la Guerra Civil.

El autor espera haber contribuido en alguna medida con esta obra a recordar a los chilenos que sus héroes no deben ser olvidados y que el general Baquedano merece estar entre las grandes figuras que han forjado nuestra patria.

Por
Rafael González Amaral
Autor del Libro

Comentarios

Me parece que es muy fácil criticar a un general del siglo 19 con la visión del siglo 21. Las tácticas usadas en Europa, el ataque al centro y y saturamiento con tropas se usaban también acá. El Guerra Civil norteamericana, en Blue Ridge, se vió lo costoso que era este tipo de ataque. Chile tuvo observadores en esa GC?. No. Y Vergara no era sólo un Cucalón, tenía experiencia militar. El triunfo de San Francisco se debió a su insistencia de ocupar el cerro. Dominar las alturas. Un gran general.j

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.